Internacionalización

Una Institución con vocación empresarial e internacional

Uno de nuestros egresados es líder empresarial en Indonesia

Publicado el 19 Oct 2015


Como todo paisa amante de sus tradiciones, le enseñó a Tharisah, una cocinera Indonesia, a preparar todas las delicias colombianas, sobre todo la bandeja y la arepa paisa.
 
Con apenas tiene 26 años, y un cúmulo de experiencias y responsabilidades sobre sus hombros, Alberto Sierra Sierra un Administrador de Empresas de la Universidad Tecnológica de Bolívar, es el director de proyectos de Bina Nusantara Perkasa – BNP – una multinacional  dedicada a la instalación de infraestructura para fibra óptica, ubicada en Indonesia, un país insular ubicado entre el Sudeste Asiático y Oceanía. 
 
El ser paisa y haber recibido una formación integral en las aulas de la UTB, resultó la combinación perfecta para llamar la atención de los profesionales de una cultura que nada tiene que ver con la nuestra. “A los indonesios les gustó mi dinámica, la intensidad de mi trabajo y la habilidad para resolver los problemas”.  Es por eso que se mueve como pez en el agua; con la misma agilidad para manejar 5 o 50 empleados. Además, como todo paisa recursivo y amante de sus tradiciones le enseñó a Tharisah, una cocinera indonesia, a prepararle todas las delicias colombianas, sobre todo la bandeja y la arepa paisa.  
 
En Yakarta (en indonesio: Jakarta) la capital y ciudad más poblada de Indonesia, situada en la isla de Java, BNP es una de las multinacionales más poderosas del área que se encarga de conectar a ciudades y países a través de la red marina o cableados de fibra óptica, permitiendo la transmisión de comunicaciones telefónicas, de televisión, etc., a gran velocidad y distancia, sin necesidad de utilizar señales eléctricas. En esta importante empresa trabaja uno de nuestros egresados, quien logró llegar allá luego de haber hecho sus prácticas profesionales en la Cámara de Comercio Colombochina, desde donde hizo los contactos hasta lograr un importante cargo, que disfruta a pesar de las extremadas diferencias culturales. ”Indonesia es un país exótico y desolado, de gentes muy discretas, pero amables y cordiales”. Sin embargo, y pese a las costumbres musulmanas, Alberto Sierra aprovecha cada instante, se siente feliz y disfruta de su alrededor, aunque en la intimidad recuerda a Colombia escuchando vallenatos.
 
El clima es el mismo que disfrutaba en Cartagena; se comunica en inglés sin desaprovechar la práctica del idioma oficial que es el bahasa , y en los tiempos libres sale siempre de compras, pues la comida, la ropa y la marroquinería es muy barata en Indonesia. Asegura que en Indonesia se desarrolla una cultura enriquecedora, y que en ese país insular le ha ido muy bien, gracias a lo que aprendió en las aulas de la Universidad Tecnológica, por eso recuerdo con agradecimiento a todos sus profesores. Aunque la música tradicional indonesia incluye los sonidos del gamelan y del lkeroncong, de vez en cuando resuenan las notas alegres de un acordeón, bajo la incredulidad de los habitantes del barrio Keman, en donde vive con su padre. Un barrio bonito, en donde también habitan un sinnúmero de extranjeros.


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!