Internacionalización

Una Institución con vocación empresarial e internacional

Se fue de intercambio al TEC de Monterrey y hoy hace parte del selecto grupo de empleados de la General Motors Company de México

Publicado el 20 Ago 2015

Neil de Jesús Hernández Otero, un estudiante de último semestre de Finanzas y Negocios Internacionales de la Universidad Tecnológica de Bolívar, es un joven que apenas llega a los 20 años dotado con una sonrisa vivaz y vitalidad que le brota en cada poro. De otra parte, sus gestos  denotan una disposición permanente por conquistar el mundo: habla con los ojos, con las manos y su alegría nata es contagiosa. Su acento es una mezcla entre monteriano – su tierra natal – cartagenero, mexicano y un inglés que perfeccionó en el TEC de Monterrey, México, a donde se fue a principios del 2014, acogiéndose al programa de intercambio que tiene la UTB con el Instituto Tecnológico de Monterrey y con 62 universidades más en el mundo.
 
Vino de paso a Colombia, y en una maratónica jornada de tres días se despidió de sus padres y de sus amigos en Montería, no sin  antes darles la ‘buena nueva’. En la UTB con su directora del programa Verónica Tordecilla formó la algarabía: estaba feliz y dichoso, con ganas de gritarle al mundo que gracias a la educación de alta calidad recibida en las aulas del Campus Tecnológico de la UTB, no solo logró adelantar y hacer sus prácticas profesionales en una de las empresas automotrices  más pujantes a nivel global, sino que a comienzos de este año, lo recibieron para trabajar de planta en la General Motors Company de Ciudad de México, entrando a ser parte del selecto grupo de empleados,  una de las compañías de vehículos más grandes y diversas del mundo. 
 
No llegó al Departamento de Mejora Continua de esta multinacional por casualidad, con el entusiasmo de un líder, innovador y “echado pa’lante”  toma como referencia la gran oportunidad que le dio la Universidad Tecnológica. Oportunidad que supo aprovechar como fue el intercambió que realizó con el Tec de Monterrey, desde donde consiguió las prácticas profesionales con la  compañía  internacional General Motors, perteneciendo  al equipo de medio tiempo, por la facilidad que le daba el TEC, de estudiar y trabajar al mismo tiempo. Y fue éste el punto de partida, pues al finalizar sus prácticas profesionales lo contrataron de tiempo completo con todos los reglamentos que se necesitan para trabajar en el exterior, noticia que lo invadió de alegría y orgullo reflejado en su rostro. 
 
De manera espontánea asegura que no tiene palabras para agradecerle a la Universidad Tecnológica de Bolívar la oportunidad brindada  de haber realizado el intercambio y al programa de Finanzas y Negocios Internacionales por el seguimiento que le han hecho. Su crecimiento y madurez tanto en el ámbito profesional, personal y de proyección internacional son el resultado de la interacción con otras culturas y personas no solo de México, también con jóvenes de diferentes lugares del mundo que se encuentran en su misma situación como de Francia,  Educador, Bolivia, Alemania, Correa, China y Japón.
 
Su historia
 
Su historia en la UTB comenzó cuando en su colegio del barrio La Castellana de Montería, escuchó hablar de la Universidad Tecnológica en una feria de universidades; vio que nuestra universidad contaba con todos los requisitos que él había ‘soñado’ para estudiar su pregrado; los comentarios escuchados de la universidad y el  proceso de acreditación, además de los  beneficios adicionales que esta institución ofrece como sus programas de intercambio y proyección internacional,  no lo pensó más y con el apoyo de sus padres se vino a Cartagena a vivir pensionado.
 
Con orgullo y satisfacción asegura que ser embajador de Colombia en el exterior es una de las mejores experiencias de su vida. Además con 20 años ya cuenta con  experiencia laboral internacional con una empresa de tanto prestigio, eso  le da ventaja ante sus demás compañeros.  Sin embargo, afirma que lo más gratificante es que lo llamen como lo que es: el colombiano. 
 
Ante esta serie de logros Neil de Jesús Hernández Otero invita a toda la comunidad  estudiantil de la UTB a que accedan a los programas de intercambio que ofrece la universidad,  brindando la oportunidad de conocer nuevas culturas y abrirse al campo laboral internacional y convertirse así como él  en un embajador de Colombia y de la UTB ante el mundo. 


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!